+ 34 981 740 074

Naufragios


La legendaria Costa da Morte debe su nombre a los numerosos naufragios que aquí han ocurrido. Una agreste franja costera con playas inmensas como Carnota, O Rostro o Baldaio y también acantilados, fuertes corrientes y repentinos temporales que la hacen tan temida por los navegantes. Aquí manda el mar. Así nos lo recuerda el Cementerio de los Ingleses, cerca de Cabo Vilán, donde fueron enterrados los marinos del Serpent que naufragaron en 1890.

Entre la ría de Muros-Noia y la de Bergatiños, en A Coruña, se extiende una de las costas más sinuosas y peligrosas de toda la Peninsula. Es un lugar lleno de leyendas y del que los barcos prefieren huir en época de temporales. Ese pezado de mar que entra en la tierra, o esa tierra que pica y enbrutece el mar, es conocido como la Costa da Morte.

Cerca de 100 kilómetros de costa que tienen el triste récord de naufragios de Galicia: 452 desde la Edad Media y un total de 927. Y eso, sin tener en cuenta los que se desconocen y los de la época del corso marítimo del siglo XVIII.

El nombre de la comarca no es gallego, sino que fue acuñado por la escritora Annette Meaking, amiga de la reina Victoria, la mujer del rey Alfonso XIII.
Sorprendida y horrorizada por los terribles naufragios que habían ocurrido allí a finales del siglo XIX, acabó refiriendose a ella como 'Coast of Death'. Corría el año 1908 y, a partir de entonces, por influencia de la prensa inglesa y madrileña se le empezó a llamar 'Costa da Morte'.

Durante el último cuarto del siglo XIX y el primero del siglo XX se produjeron graves naufragios que afectaron principalmente a la marina inglesa y que acrecentaron la leyenda negra de la zona. Primero, en 1870, con el hundimiento en alta mar del 'Captain' de la Royal Navy. Unos años más tarde, en 1890, con el 'Serpent', un buque escuela también de la Marina inglesa. Fueron dos de los accidentes que más víctimas provocaron en la historia naval de Galicia, el primero con 487 y el segundo con 175 fallecidos.

El desastre del Prestige


El desastre del Prestige se produjo cuando un buque petrolero monocasco resultó accidentado el 13 de noviembre de 2002, mientras transitaba cargado con 77.000 toneladas de petróleo, frente a la costa de la Muerte, en el noroeste de España, y tras varios días de maniobra para su alejamiento de la costa gallega, acabó hundido a unos 250 km de la misma. La marea negra provocada por el vertido resultante causó una de las catástrofes medioambientales más grandes de la historia de la navegación, tanto por la cantidad de contaminantes liberados como por la extensión del área afectada, una zona comprendida desde el norte de Portugal hasta las Landas de Francia. El episodio tuvo una especial incidencia en Galicia, donde causó además una crisis política y una importante controversia en la opinión pública.

Lo que empezó como una incidencia más del temporal que azotó España en noviembre de 2002 terminó convertido en la mayor catástrofe económica y ecológica sufrida en España —aún quedan restos en los acantilados más inaccesibles y bajo los fondos marinos donde no se pudo limpiar—; también en una pesadilla para el Gobierno español y para el PP a las puertas de unas elecciones. Y en la mayor crisis de los 14 años de Manuel Fraga en el Ejecutivo gallego.

El 'Prestige', pese a su nombre, dejó sin faena a miles de marineros y mariscadores de la primera región pesquera de la Unión Europea. El temporal —olas de seis metros y vientos de hasta 50 nudos— hirió de muerte al barco, de 26 años de antigüedad y armador y capitán griegos, escorándolo a estribor el 13 de noviembre.

Salvamento Marítimo rescató a sus 27 tripulantes, mientras el barco escupía una mancha de crudo de cinco millas de longitud. Fueron sólo las primeras toneladas. Un año después, las cifras oficiales certificaban que el 'Prestige' derramó sobre las costas de Galicia y el Cantábrico, desde las islas Cíes hasta Bretaña y el litoral meridional del Reino Unido, un total de 63.000 toneladas de petróleo. El 'Exxon Valdez', que se hundió en Alaska en 1989, vertió 50.000 toneladas; el 'Erika', naufragado frente a la costa francesa en 1999, dejó escapar 'sólo' 10.000 toneladas; el 'Mar Egeo', hundido bajo la mismísima Torre de Hércules, depositó 70.000 toneladas de crudo en la boca del puerto de A Coruña en 1992.

El temporal de Fisterra abrió un boquete mortal en el viejo casco del 'Prestige', un barco que no pasaba ninguna revisión desde 1999, pero fue una serie de decisiones equivocadas la que lo mandó al fondo de la plataforma gallega, a unos 4.000 metros de profundidad frente a las islas Cíes, según denunciaron ya entonces científicos, técnicos y la oposición política.

Grandes tragedias marítimas


  • El 28 de noviembre del año 1596, 25 barcos de la Armada española se hundieron en medio de una terrible tempestad frente a la ría de Corcubión, con el resultado de 1706 muertos. En plena noche, solo iluminado por los chispazos de la tormenta, el mar estaba cubierto de restos de los barcos y cientos de ahogados y supervivientes gritando, pidiendo que los salvasen.
  • El Great Liverpool, conocido como "el pequeño Titanic", se hundió en 1846. Sus restos permiten reconstruir cómo era un viaje a bordo de uno de los primeros trasatlánticos de línea regular de la historia, un buque plagado de objetos y pertenencias de los pasajeros que abandonaron la nave en Cee.
  • El 6 de septiembre de 1870, el HMS Captain, prototipo de buque de guerra británico, se hundió a varias millas de Cabo Fisterra al derrumbarse la torre del buque sobre él mismo. Perecieron más de 400 personas por la rapidez del hundimiento.
  • En 1875 el John Tenat naufragó en Punta Langosteira, Finisterre con azúcar, café, pieles y otros productos abordo. No hubo fallecidos.
  • El 3 de febrero de 1897, en la ensenada de Arou, Camelle, naufragó el City of Agra con 71 tripulantes y dos pasajeros. Se salvaron 32, muchos gracias a los vecinos de Camelle y de Arou.
  • El 10 de octubre de 1927, en la playa de Arou, Camelle naufragó el Nil, carguero francés.
  • El Boris Sheboldaeff, un petrolero soviético de 11.000 toneladas, embarrancó y se partió frente a Camelle, el 24 de agosto de 1934. La tripulación fue rescatada al completo.
  • El Nórd Atlantic, un buque alemán que intentaba evadirse de la persecución de la aviación aliada, embarrancó el 18 de agosto de 1943, en la ría de Camariñas.
  • El 6 de noviembre 1950, en Pedra do Sal Camelle, naufragó el Maria Laar, un carbonero griego.
  • En septiembre de 1951 naufragó en Arou el Castillo Monteagudo. Para llevar a cabo su reflote se descargó parte del mineral de carbón que transportaba en la playa.
  • En mayo de 1953, en Cousiñadoiro, Nemiña, naufragó el Arada, mercante español abordado a la noche siguiente por "piratas" locales aprovechándose del abandono del buque.
  • El 15 de abril de 1955, en Punta Boi, Camelle, naufragó el Olympe. Traía desde Brest un total de 4.800 toneladas de cemento ruso.
  • En julio de 1964, a nueve millas del cabo Fisterra, se hundió el Bonifaz, tras el choque que se produjo con otro petrolero, el Fabiola, que hizo que saltaran chispas, y los tanques repletos de gas comenzaron a estallar. Se rescataron cinco cadáveres pero la mayoría de los cuerpos no llegaron a aparecer nunca, por lo que 20 miembros de la tripulación fueron dados por desaparecidos. Además, seis gallegos perdieron la vida en aquel siniestro. Fue la mayor tragedia, por el número de vidas perdidas, del siglo pasado en la Costa da Morte. Y hay que remontarse muy atrás, hasta el Serpent y antes el Captain , para encontrar accidentes con mayores cifras de muertos en la zona.
  • En noviembre de 1965, en O Corno, Camariñas, se hundió el Banora. Los vecinos de Mugía auxiliaron a sus tripulantes. La solidaridad tuvo fruto: el marroquí Banora sembró la zona con unos 12 millones de naranjas.
  • El Casón se hundió el 5 de diciembre de 1987, en donde murieron 23 tripulantes ahogados. No se sabe realmente qué sustancias transportaba, se cree que algo tóxico. Por este motivo, se evacuaron, antes de que el barco terminase de hundirse, a los habitantes de Finisterre, Corcubión y Cee. Aún hoy en día la gente de esta región recuerda perfectamente lo sucedido.
  • El desastre del Prestige fue uno de los más recientes accidentes de esta costa. Un petrolero griego, el 13 de noviembre de 2002, se partió por la mitad a mar abierto y causó una de las catástrofes ecológicas más devastadora de Galicia
1358422759IODCNA.png

Escapadas

  • ESCAPADA DELUXE COSTA DA MORTE

    2 noches de alojamiento  en el Hotel  O SEMÁFORO, el más occidental de Europa, para 2 pax en habitación en régimen de media pensión, (Alojamiento y Desayuno, Cena tipo menú incluyendo agua o vino de la casa).

    Ruta Cultural con guía profesional por el cabo Fisterra: Piedras Santas, Ermita de San Guillermo [...]

    290.00 €

    p.p


Más Escapadas


1398027108POSKRF.gif

recibe las mejores ofertas de mar de galicia en tu email

Actividades exclusivas y ofertas de última hora con grandes descuentos.



Noticias sobre Turismo Mariñeiro