+ 34 981 740 074

Costa da Morte, el final del Camino


Santiago de Compostela es la meta espiritual de las peregrinaciones pero la Costa da Morte también arrastra una buena carga de misticismo. Antes de los descubrimientos fue para muchos la última porción habitable del Mundo. Hoy es el fin figurado, un lugar apartado al que todos desean llegar, al igual que los pueblos celtas y romanos, para aguardar la hora del ocaso y ver esconderse el sol en la inmensidad del océano. No son pocos los relatos que a lo largo de los siglos nos han brindado los viajeros y peregrinos que llegaron a estas costas: el húngaro Jorge Grisaphan en 1355, el checo León de Rosmithal a mediados del siglo XV, el alemán Erich Lassota hacia 1584, el clérigo boloñés Doménico Laffi en el XVII, y tantos otros. También, diversos vestigios y documentos históricos aportan datos sobre los antiguos hospitales de peregrinos que jalonaban esta ruta, como los de la propia aldea de Hospital, en Dumbría, y los de CeeCorcubión y Fisterra. En el libro III del Codex Calixtinus, de mediados del siglo XII, que trata sobre la traslación del cuerpo del Apóstol desde Jerusalén a Galicia, aparece citada la ciudad de Dugium - la actual Duio del municipio fisterrano - donde los discípulos piden permiso al prefecto, sin éxito, para enterrar el cuerpo de Santiago.




La tradición jacobea del finisterrae gallego se fundamenta en dos de las devociones más populares de Galicia; el Santo Cristo, en Fisterra, del que el licenciado Molina (s. XVI) dice que a él "acuden los más romeros que vienen al Apóstol"; y A Virxe da Barca, en Muxía, que según la tradición acudió a este hermoso lugar en una barca de piedra para darle ánimos a Santiago en su predicación.Este Camino parte de la Plaza do Obradoiro, baja por rúa de Hortas, y en pocos minutos llega al impresionante robledal (carballeira en gallego) de Lourenzá, para comenzar a subir y obtener las últimas vistas de la ciudad y las torres de la Catedral. Pasa por Ponte Maceira, un puente del S. XIV con molinos y casas restauradas de gran belleza, y la primera etapa suele terminar en Negreira, localidad que puede presumir de aparecer en la novela de Hemingway "Por quién doblan las campanas". Para presumir también es el Pazo de O Cotón, fortaleza medieval bajo cuyos arcos pasa ahora el tráfico rodado.

De Negreira a Olveiroa podemos apreciar muchos hórreos en la comarca de Xallas, y una espectacular vista desde el monte Aro. Después de Olveiroa se encuentra la localidad de Hospital, nombre inequívocamente jacobeo, y lugar donde se bifurca el camino, a la derecha vamos para Muxía y a la izquierda directamente para Finisterre, pasando por Cee; en el primer caso habremos hecho 87 km. desde Santiago de Compostela y en el segundo 89. Si disponemos de tiempo, la mejor opción es ir a Muxía, y luego continuar a Finisterre por el espectacular camino costero entre las 2 localidades, añade 30 km. al Camino, pero tendremos unas vistas inolvidables de Muxía desde el monte Lourido.

La peregrinación no termina hasta que el peregrino no se desprende de su "vida antigua", representada en alguna de las prendas que lleva, que se queman en el cabo Finisterre como símbolo de que una vida nueva comienza, y la persona que retorna no es la misma que llegó hasta allí. Otra costumbre, sobre todo entre los peregrinos extranjeros, consiste en bañarse en Finisterre desnudo, algo reservado sólo a los valientes (más bien habría que llamarles temerarios), no tanto por el hecho de bañarse desnudo como por lo indómito de sus aguas y la frescas temperaturas.


Documentación - Descargas Interesantes:


EL CAMINO A FISTERRA

La idea de peregrinación hacia las tierras más occidentales de Europa ya estaba presente en las creencias de los pueblos celtas, relacionadas con el viaje que a diario realiza el sol.

La estrecha relación de Fisterra con el culto jacobeo fue la que estableció que el Camino de Fisterra fuese una de las primeras rutas que pisaron los peregrinos. Tanto es así que ya en el S.XI aparece citada la Ciudad de Duio en el Códex Calixtinus ( Libro III). Según testimonios antiguos, en Fisterra existió una vieja ciudad pagana, Dugium (hoy Duio), por donde pasaron los restos del Apóstol a fin de ser enterrados en los confines del Occidente. Los discípulos solicitan permiso a la reina de la región, de nombre Lupa; que los remite al gobernador de Dugium, que ordena que se les prepare una emboscada y que se los mate, descubierto el plan consiguen huir.




La antigüedad de esta ruta se comprueba en documentos de 1119 en los que se cita la preocupación de Rey Alfonso VII y el Abad de San Julián de Moraime por dar hospedaje a los peregrinos que se acercaban a la zona. En 1355 el peregrino Jorge Grisaphan describe en su diario la peregrinación a Fisterra. En 1465 León de Rosmithal, 1462 Sebaldo Rieter, en 1581Erich Lassota, 1583 Julián Iñiguez de Medrano, todos ellos narran sus peregrinaciones al final de la tierra.

Gracias a la costumbre de los peregrinos de acudir al Fin del Camino a cumplir los rituales de bañarse, quemar las ropas utilizadas durante la travesía y ver la puesta de sol, se dispone de un amplio velatorio de los viajes de los caminantes de la Edad Media, que corroboran la antigüedad de la ruta a Fisterra y su interés por las connotaciones históricas y sus leyendas.

El de Camino a Fisterra, es el único de los Caminos que no tiene su meta en Santiago, sino su origen. En la actualidad, la prolongación del Camino hasta la Costa de la Muerte es un ritual que siguen muchos peregrinos, que desean llegar hasta el Finis Terrae para seguir disfrutando de la ruta y conocer algunos de los parajes más impresionantes de la costa europea occidental.


ETAPA 1 CAMINO SANTIAGO DE COMPOSTELA - FISTERRA


SANTIAGO DE COMPOSTELA - NEGREIRA ( 22 KM. )




El camino a Fisterra parte de la plaza do Obradoiro, recorriendo las rúas das Hortas, Poza do Bar y la Carballeira de San Lorenzo, llegando en un empinado descenso a Ponte Sarela y Sarela de Abaixo, lugar último donde se pueden observar las torres de la Catedral.

Tras pasar Ponte Sarela se toma, durante un trecho, ahora en ascenso, una angosta vereda que nos llevará por un laberinto de caminos hasta la aldea de Moas de Abaixo.

Se multiplican los caminos hasta llegar al valle de Roxos y continuar ascendiendo hasta alcanzar el lugar conocido como Alto do Vento, a partir de cuyo punto el Camino inicia el descenso hacia Augapesada, pasando por las aldeas de Ventosa y Lombao.

Al salir de Augapesada comienza un fuerte ascenso de apenas tres kilómetros, por camino real, para luego descender hasta la localidad de Trasmonte.

Un suave descenso nos aproxima a Ponte Maceira, se atraviesa su núcleo monumental y tras pasar el puente nuevo nos dirigimos hasta Barca y de allí a Chancela de Abaixo que está unida al pueblo de Negreira.


ALBERGUE DE NEGREIRA

Edificio de nueva planta está situado en un núcleo rural a 1.000 metros del casco urbano de Negreira.

Albergue de titularidad de la Xunta de Galicia, su capacidad es de 33 plazas y 2 de ellas para minusválidos. Abierto las 24 horas y disponible todo el año.

SERVICIOS DISPONIBLES:
o Cocina comedor y sala de estar
o Cuarto de la limpieza
o Lavandería y tendederos
o Aparcamiento para bicicletas
o Agua caliente y agua potable
o Calefacción
o Duchas y aseos
o Botiquín
o Teléfono Público




ETAPA 2 CAMINO SANTIAGO DE COMPOSTELA - FISTERRA



NEGREIRA - OLVEIROA ( 33 KM . )

Se toma la salida desde el albergue en dirección a la carretera de Noia tomando un desvío, que nos conducirá hasta la Iglesia de San Xián atravesando el atrio de esta iglesia y por estrechas callejuelas comenzaremos
un pequeño ascenso por una senda atravesando el bosque hasta la localidad de Zas.

El camino se prolonga por un andadero de tierra, que conduce directamente a la localidad de A Pena. Por el Camino Real se alcanza Vilaserío, aldea que dispone de un modesto refugio, la antigua escuela, donde desde hace poco tiempo se han instalado unas colchonetas y agua caliente

Los caminos son rectos y llanos por tranquilas pistas de tierra hasta Maroñas y de ahí a Santa Mariña, para alcanzar las aldeas de Bon Xesús y Vilar do Castro. Es en este punto cuando se llega a uno de los puntos más emblemáticos y hermosos de este camino, la subida al Monte Aro, donde desde su alto se divisa gran parte de la Tierra de Xallas y el embalse de Fervenza.

En este punto se inicia el descenso hacia la aldea de Corzón y a penas un kilómetro se encuenta Ponte Olveira, las aguas del río Xallas, marcan los dos últimos kilómetros hasta Olveiroa.


ALBERGUE DE OLVEIROA

Albergue configurado por la antigua casa de la escuela, S.XIX y dos viviendas tradicionales con un módulo de servicios.

Albergue de titularidad de la Xunta de Galicia, su capacidad es de 34plazas y 1de ellas para minusválidos. Abierto desde las 17:00 horas y disponible todo el año.

SERVICIOS DISPONIBLES:
o Cocina comedor y sala de estar
o Cuarto de la limpieza
o Lavandería y tendederos
o Aparcamiento para bicicletas
o Caballerizas
o Agua caliente y agua potable
o Calefacción
o Duchas y aseos
o Frigorífico
o Botiquín



ETAPA 3 CAMINO SANTIAGO DE COMPOSTELA - FISTERRA



OLVEIROA - FISTERRA ( 33 KM. )


Se sale de Olveiroa por un camino que sube por una pista que se dirige al embalse de Castrelo, la mayor parte de este tramo es en ascenso. Se pasa por el puente de Valderripas de nueva construcción hasta la aldea de Logoso y sin abandonar la pista de tierra se alcanza Hospital.

Hospital queda atrás y por la carretera por donde hemos entrado en esta aldea llegamos a una bifurcación de caminos, a la izquierda Fisterra. La fábrica de carburos metálicos nos obliga a continuar por la carretera hasta su misma puerta, frente a la cual comienza de nuevo el Camino Real. Por senderos se alcanza en primer lugar el Cruceiro do Marco do Couto, más tarde el Santuario da Neves y San Pedro Mártir. Continuando por las pistas se alcanza el Monte da Armada, enclave desde donde se divisan una de las mejores vistas del cabo Fisterra. El descenso es complicado hasta llegar a Cee, a partir de aquí el camino es un agradable paseo al lado del mar.

Pasando Cee llegamos a la Villa de Corcubión, hermoso pueblo da Costa da Morte. Desde hace un año podemos encontrar en el Monte de San Pedro un nuevo albergue de peregrinos, este es gestionado por la Asociación Gallega de Amigos del Camino de Santiago

Abandonado este albergue continuamos por la carretera que nos dirige hasta Sardiñeiro, psando por la Playa de Estorde, puerta de entrada del Ayuntamiento de Fisterra.

Fisterra se alcanza por la extensa y hermosa playa de Langosteira, lugar escogido para realizar el primero de los rituales, el baño. Recorriendo sus dos kilómetros entramos ya en el pueblo por la avenida de A Coruña, recorriendo la calle Santa Catalina nos encontramos de frente con el albergue de peregrinos, lugar donde se entrega la Fisterra a todos aquellos peregrinos que acrediten correctamente la ruta. No se hará entrega de este documento ni se les podrá acoger en el albergue de peregrinos a aquellos que no hayan realizado esta ruta a pié en bici o a caballo nunca en autobús, coche u otro medio de lococmoción.

El albergue se encuentra situado en la calle real, desde allí al peregrino solo le separan del Faro, 3 kms, los cuales discurren primero por el centro del pueblo, subiendo hacia la Iglesia de santa María das Areas y de allí al Faro.

En el faro se realizan los dos rituales que faltan, quemar la ropa y ver la puesta de Sol, nuca bañarse en esta zona, debido a la peligrosidad del mar.




ALBERGUE DE FISTERRA

Edificio construido sobre una propiedad municipal en el centro del pueblo, constituye el primer albergue que entró en funcionamiento en esta ruta.

Albergue de titularidad de la Xunta de Galicia, su capacidad es de 24 plazas y 1 de ellas para minusválidos. Abierto a partir de las 17:00 horas y disponible todo el año.

SERVICIOS DISPONIBLES:
o Cocina comedor y sala de estar
o Cuarto de la limpieza
o Lavandería y tendederos
o Agua caliente y agua potable
o Calefacción
o Duchas y aseos
o Botiquín
o Teléfono Público
o Frigorífico
o Lavadora y secadora
o Oficina de Información.




RITOS Y TRADICIONES


Los antiguos realizaban tres ritos de purificación, muerte y resurrección.

1º.- BAÑARSE:
Purificación del cuerpo. Se hace en la playa da Langosteira, dos kilómetros antes de entrar en el pueblo. El peregrino se quitaba así el polvo de toda su ruta y limpio comenzaba su cuenta atrás para alcanzar ese final del camino tan duro y a la vez importante para todo peregrino.

2º.- QUEMAR LA ROPA:
Por medio de este rito, el peregrino se deshace de todo lo material y con el fuego intenta quemar todo aquello de lo que se quiere deshacer y que no le beneficiará para comenzar una nueva vida.

3º.- VER LA PUESTA DE SOL:
Muerte y Resurrección , la muerte del sol en el mar y la resurrección al otro día, como la resurrección del peregrino en el día a día de su caminar.

La FISTERRANA es una Certificación oficial que se obtiene en el Albergue de Fisterra, acreditando que se ha llegado al "fin del mundo".


La acreditación del Camino recorrido se efectúa con la Credencial del Peregrino en la que se van poniendo sellos o firmas de las parroquias, albergues o sitios representativos de los pueblos por donde transcurre la peregrinación.

1358422759IODCNA.png

Escapadas

  • ESCAPADA MARINERA EN FINISTERRE

    Conoce los oficios del mar a través de esta interesante escapada con base en puerto, disfrutando de la gastronomía local y de la belleza de sus paisajes.

    2 noches / 3 días, Hotel Zona Puerto de Fisterra, Habitación Doble con desayuno,

    Tour guiado Ruta de los  oficios del mar, visita al Museo de [...]

    150.00 €

    p.p


Más Escapadas


1398027108POSKRF.gif

recibe las mejores ofertas de mar de galicia en tu email

Actividades exclusivas y ofertas de última hora con grandes descuentos.



Noticias sobre Turismo Mariñeiro